Mujeres tengan mucho cuidado, con esto pueden perder la memoria, el cabello, las uñas y hasta la vida si lo siguen usando de la manera incorrecta…!

Siempre se ha dicho popularmente que las mujeres suelen sufrir más que los hombres, y no hablamos de situaciones sentimentales por ser más románticas y enamoradizas.

En cortas palabras, el organismo de la mujer está genéticamente elaborado para que atraviese por ciertos procesos naturales que el hombre nunca tendría la posibilidad de sentir, como por ejemplo el embarazo o el período menstrual.

Y nos enfocamos en este último proceso, ya que es el que pone a las mujeres a temblar tan solo escucharlo, ya que la llamada “regla” puede ser tan dolorosa y molesta como los chicos no tienen idea, y lo peor de todo es que se repite de manera mensual constantemente, haciendo que las chicas sufran terribles embates.

Ante este panorama llegan los productos de higiene salvadores que han revolucionado la edad moderna: las toallas sanitarias y los tampones. Ambos son dos productos muy comerciales, uno para absorber el período y evitar manchar los pantalones, y otro para literalmente “obstruir” la salida de la regla, sobre todo cuando se tiene un evento especial en donde necesitas estar impecable. Sin embargo si usas tampones corres el riesgo de verte intoxicada y aquí te explicamos por qué, sigue leyendo.

Corres riesgo de verte intoxicada si usas tampones.

 

Los tampones son básicamente cilindros elaborados en algodón que se introducen en la cavidad vaginal para que absorban como una esponja el período en ciertos momentos, y que se retira con la ayuda de un cordón que le cuelga.

Si usas tampones corres el riesgo de verte intoxicada por un síndrome llamado Síndrome de Shock tóxico o SST, y es el tipo de infección que aparece en una herida después de una cirugía, pero también aparece en mujeres por el uso inadecuado del “támpax”, como también es llamado.

Sus principales síntomas son naúseas, diarrea y dolor de cabeza, y las mujeres corren el riesgo de verse afectadas si llegan a usar un tampón por más de 8 horas al día sin retirarlo, por lo que la recomendación médica para el uso de este producto íntimo femenino es que se sustituya cada 4 horas ya que su uso extendido puede propagar una bacterial de nombre Straphylococcus aureus, que produce una toxina que puede ser mortal.

Cambia el tampón cada 4 horas, y mantén las manos limpias antes de colocar y retirar de tu cavidad vaginal, evitando además usar este producto cuando no tengas la regla.

Este post puede servirle a tus amigas, así que compártelo ya mismo en las redes sociales para que ellas puedan leerlo.

Síguenos en Facebook ->