El tomate, originario de México, fue llevado a Europa, al; mismo tiempo que el chocolate, por los españoles, que conservaron su nombre azteca de tomtl. Gracias a su