El hombre extrae de la alimentación energía y elementos necesarios para vivir, asumir sus funciones fisiológicas y desarrollarse, reparar sus células y luchar contra las enfermedades. La alimentación