Las arrugas en la piel son producto del paso del tiempo, de una mala alimentación y el medio ambiente en el que nos desenvolvemos, además de nuestra rutina